“En 10 años, las terapias para cáncer serán menos invasivas”

Posted on Posted in Noticias Conferencia 2013

La Tercera, 10 de octubre de 2013.- Anil Patri, experto en nanotecnología, habló con La Tercera sobre las moléculas que reemplazarán la quimioterapia.

¿Cómo tratar una enfermedad en crecimiento -como el cáncer- sin tener que recurrir a tratamientos altamente tóxicos como la quimioterapia? Anil Patri, experto en nanotecnología del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, lleva años tratando de dar una respuesta a esta incógnita y su último trabajo lo tiene cada vez más cerca de esa meta.

Creó un nanomaterial llamado dendrímero para tratar el cáncer. Los dendrímeros son moléculas artificiales microscópicas capaces de llevar medicamentos directamente a un tumor u otro lugar del cuerpo sin dejar rastros tóxicos, como ocurre con los actuales métodos contra el cáncer.

De hecho, la ventaja del dendrímero que diseñó es que se disuelve en la célula sin dejar rastro alguno de su existencia: sólo la medicina que quiere entregar.

Antes de visitar Chile para participar hoy como expositor en la Primera Conferencia Internacional de Cultura Científica que está realizando la U. Nacional Andrés Bello conversó con La Tercera sobre el futuro de la nanotecnología en la salud.

Método selectivo

Anil Patri estudió Química Orgánica en su natal India, pero realizó su doctorado en EE.UU. En 2005 se unió como investigador al Laboratorio de Caracterización Nanotecnológica del Instituto Nacional del Cáncer de EE.UU., donde desarrolló su dendrímero, cuya principal ventaja, dice, es que pueden diseñarse para curar cualquier cáncer. “Las actuales quimioterapias son muy tóxicas y dañan incluso los órganos sanos. La medicina con nanomateriales, en cambio, se puede localizar para el tipo de cáncer específico y hacer el tratamiento menos invasivo”, dice.

De hecho, la importancia de esta terapia es su capacidad de seleccionar con precisión su blanco, pues usa las mismas drogas que se suministran actualmente en las quimioterapias. “Al ser llevadas de una manera más efectiva, pueden elevar su efectividad. Incluso, es posible combinar drogas para crear un efecto doble en el tumor”, dice el experto.

Primeras pruebas

En la actualidad, otros grupos científicos están probando dendrímeros en personas para tratamientos oftalmológicos y VIH. Sin em- bargo, ninguno lo ha hecho para cáncer.

Patri y su equipo están en esta tarea. Partieron con las primeras pruebas en animales en los que han probado que es una terapia segura (no tóxica) y que -además- puede ser muy efectiva en el diagnóstico del cáncer, al complementarse con el escáner. “La nanotecnología puede usarse para detectar enfermedades como el cáncer en niveles más tempranos de los que se hace hoy”, dice Patri, debido a la precisión a nivel de partículas que tiene esta tecnología. De hecho, cree que en el futuro la nanotecnología permitirá diagnosticar diversas enfermedades sólo a través de una simple muestra de sangre.

¿Cuándo estará disponible para tratar el cáncer? El experto confía en que de acá a 10 años su creación será una realidad para diferentes tratamientos médicos, incluyendo el cáncer. “En una década más, la nanotecnología será usada en todas las fases de la medicina y las terapias contra el cáncer serán menos invasivas”.

Uno de sus últimos trabajos, comenta, es el uso de esta tecnología para lograr más precisión en la extracción de tumores . “Con sustancias específicas es posible hacer que el tejido cancerígeno se vuelva fluorescente para así removerlo todo y reducir la posibilidad de metástasis”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *