Ingenieros desarrollan aplicación que genera y asigna rutas a vehículos de abastecimiento en caso de desastres

Posted on Posted in ciencia unab

Escrito por María José Marconi · maria.marconi@unab.cl

Chile es un país altamente expuesto a los desastres naturales, con episodios que conllevan la movilización de una enorme cantidad de suministros básicos para la población afectada. Uno de los mecanismos para enfrentar estas emergencias es el establecimiento de centros de agrupación de personas (colegios, gimnasios municipales, sedes comunitarias, entre otros) para organizar el abastecimiento de los recursos obtenidos desde los supermercados, bodegas del Estado y otros depósitos.

Un grupo de estudiantes de Ingeniería Civil Informática de la Universidad Andrés Bello, junto a académicos de la Universidad de Santiago, Universidad del Biobío, Universidad del Valle (Colombia), y de la misma UNAB, desarrollaron una aplicación web capaz de asignar los distintos depósitos y establecer la ruta más eficiente para los vehículos que deben cubrir a los centros comunitarios. La aplicación, descrita en una reciente publicación en la revista Iteckne, analiza los diversos escenarios para desplegar este ruteo, considerando las demandas de cada centro y la capacidad de los vehículos.

Para el trazado gráfico de las rutas, la aplicación selecciona las ubicaciones mediante Google Maps u otras coordenadas pre-procesadas, en caso de que el uso de red se vea limitado. Esta nueva herramienta se desarrolló utilizando la metodología RAD (Rapid Application Development), tomando como base lo sucedido tras el terremoto de 2010 para el registro de cada una de las simulaciones de los requerimientos.

Usabilidad y perfeccionamiento

Para la interfaz de usuario se utilizaron normativas de usabilidad, cumpliendo con los estándares de calidad establecidos en la ISO 9126. Esta interfaz permite la carga de datos –desde una planilla electrónica, por ejemplo-, el ajuste del contenido de la información a cualquier navegador que se esté utilizando, y el despliegue de los resultados.

Por otro lado, el registro de las simulaciones realizadas permite modelar diversos escenarios para ir así mejorando la calidad de solución, agregar otras variables al modelo o modificar las rutas bajo demanda, con el objeto de perfeccionar este sistema para desastres. “Este tipo de aplicaciones tiene implicancias reales, llevando problemas concretos a la sala de clases. Esta es la ingeniería aplicada  que tiene como misión nuestra Facultad”, comenta el Dr. Gustavo Gatica, investigador de la Facultad de Ingeniería de la UNAB y profesor del curso en donde se elaboró el primer prototipo, posteriormente robustecido.

En la publicación se concluye que el producto logrado posee una arquitectura de software portable, administrable, con multiplataformas de acceso libre con componentes reutilizables, evolutiva, y de fácil análisis para futuras modificaciones y extensibilidad.

Artículo publicado en el Inserto de Investigación de El Mercurio (7 mayo 2017).